La “Ciudad del Dios Mono”

Solemos pensar que, a estas alturas, el planeta no guarda secretos sobre sus antiguos habitantes. Nada más lejos de la realidad. Aunque ya pasó la edad de oro de la arqueología, todos los años se descubren nuevos y fascinantes yacimientos. El mes pasado, por ejemplo, un grupo de arqueólogos estadounidenses anunció el hallazgo de la mítica Ciudad Blanca de Honduras, también conocida como la Ciudad del dios Mono, que podría pasar de la noche a la mañana de ser un recóndito punto de la selva a centro de peregrinación turística.

La Ciudad Perdida
Una efigie de un hombre-jaguar que representa la mezcla de un ser humano y el espíritu del animal. Forma parte de un grupo de objetos encontrados en una zona de enterramientos de Honduras. | FOTOGRAFÍA DE DAVE YODER, NATIONAL GEOGRAPHIC

Empieza contemplada como una leyenda fantástica, luego como un mito de una civilización con esplendor que desapareció misteriosamente y en la actualidad convertida en centro de estudios arqueológicos.La Ciudad Blanca o “Ciudad del Dios Mono“, es un sitio arqueológico situado en el oriente de la república de Honduras.

Ciudad Perdida Dios Mono 3
El inexplorado valle albergaba, según las leyendas, la Ciudad Blanca o Ciudad del Dios Mono.
FOTOGRAFÍA DE DAVE YODER, NATIONAL GEOGRAPHIC

En contraste con la cercana cultura maya, esta extraña civilización desaparecida ha sido poco estudiada y sigue siendo prácticamente desconocida. 

Ilustración Artificiosa de la “Ciudad Blanca o Ciudad perdida del Dios Mono” | Wikipedia

El objeto más vistoso que emerge de la tierra es la cabeza de lo que podría ser un “hombre-jaguar”, un tipo de félido que quizá representa a un chamán en un estado espiritual transformado. Alternativamente, el artefacto podría estar relacionado con los juegos de pelota rituales, los cuales fueron un rasgo característico de la vida precolombina en Mesoamérica.

El lamento de Dido

El Blog de Virgilio

Resultado de imagen de imagen dido  y ana mito
La muerte de Dido, obra de A. Sacchi.

“Ya la siguiente aurora iluminaba la tierra con la antorcha febea y había ahuyentado del polo las húmedas sombras, cuando delirante Dido habló en estos términos a su hermana, que no tiene con ella más que un alma y una voluntad:

“Ana, hermana mía, ¿qué desvelos son estos, que me suspenden y aterran? ¿Quién es ese nuevo huésped que ha entrado en nuestra morada? ¡Qué gallarda presencia la suya! ¡Cuán valiente, cuán generoso y esforzado! Creo en verdad, y no es vana ilusión, que es del linaje de los dioses. El temor vende a los flacos pechos; pero él, ¡por cuáles duros destinos no ha sido probado! ¡Qué terribles guerras nos ha referido¡Si no llevase en mi ánimo la firme e inmutable resolución de no unirme a hombre alguno con el lazo conyugal desde que la muerte dejó cruelmente burlado mi primer…

Ver la entrada original 147 palabras más

De hombres lobo medievales

HISTORICON

El romance de Guillaume de Palerne se transmite en un solo manuscrito (París, Arsenal FR. 6565), que se remonta al siglo XIII, aunque se afirma que se compuso bastante tiempo antes, entre 1194 y 1197. Poco se sabe sobre el poeta, excepto que debe haber visitado Palermo y Sicilia, de lo contrario no podría describir estos dos Lugares tan precisos y vívidamente. La patrona o, más bien, la patrona del romance, ha sido identificada como la condesa Yolande, cuyo sobrino, Balduino VI de Flandes, era yerno de María de Champaña, patrona de Chrétien de Troyes y hija de Leonor de Aquitania. El interés por la literatura, por lo que parece, corre en la familia.

El romance de Guillaume de Palerne se centra en la historia de Guillaume, príncipe de Sicilia, y su historia de amor con Melior, hija del Emperador de Roma. Nuestra historia comienza en Sicilia. La reina Felise de Palermo da a…

Ver la entrada original 851 palabras más